Ir más allá. El efecto catalizador de los servicios premium.

En un mundo cada vez más digital, nuestras conexiones físicas son lo que a menudo hacen nuestras vidas únicas e interesantes. Más que una transacción, la relación entre el peluquero y el cliente comparte un interés común: revelar la auténtica personalidad. Y como todas las relaciones, eso requiere de tiempo y dedicación. En una peluquería, el cliente confía en el peluquero para que le hable sobre servicios e innovaciones de su interés.

Los servicios son los que convertirán la experiencia en la peluquería en algo realmente exclusivo. Ahí es donde las habilidades sociales de los peluqueros hacen maravillas: deben explicar lo personalizada que es la experiencia, cómo contribuye a conseguir los resultados que quieren tanto el cliente como el peluquero, y cómo mejorará la calidad de la fibra capilar. En otras palabras: convertir la experiencia en la peluquería en algo único.
Y, entre las visitas a la peluquería, la experiencia continúa con la gama de cuidado en casa, lo cual genera un vínculo.

Entre los servicios que ofrece Revlon Professional®, la gama Magnet™ afronta una preocupación actual y apremiante para los clientes: la contaminación. Permite a los peluqueros responder a las preguntas de los clientes con productos que no restan a las rutinas y rituales establecidos, sino que añaden valor, cuidado y relevancia al proceso. También legitima a los peluqueros como expertos en todos los aspectos del cabello, del color al cuidado. Esta gama exclusiva de Revlon Professional® permitirá forjar relaciones más fuertes con los clientes y fidelizarlos.